orden 19 de abril 2010, tratamiento y sacrificio